BLOG



Edición y publicación / Autoedición

La autoedición consiste en la impresión y publicación que un autor, por cuenta propia, hace de su obra. En este caso, por tanto, es el autor quien se encarga de todo el proceso de producción de su libro.

Existen dos tipos de autoedición: la autoedición en papel y la autoedición digital.

1. La autoedición en papel

La autoedición en papel puede ser una opción muy útil para aquellos que dessen publicar un libro sólo para familiares y amigos, es decir, para aquellos que solamente deseen publicar un número reducido de ejemplares para ofrecer a sus familiares o amigos.

Quien se decida por este tipo de publicación, deberá gestionar todo el proceso de edición de su trabajo, ya sea contratando a distintos profesionales, ya sea revisando, diseñando y maquetando él mismo su obra para llevarla luego a una imprenta y encargarse, finalmente, de la distribución  de los ejemplares impresos.

Publicar un libro después de pasar por un corrector de estilo con una autoedición o autopublicación

Sin embargo, también puede optar por traspasar este trabajo a una editorial por encargo.

Editoriales por encargo

Las editoriales por encargo se distinguen de las editoriales convencionales porque editan sin discriminación cualquier libro sin aplicar criterio alguno de selección. El autor les encarga la edición de x ejemplares de su obra, y abona el 100% de los costes.

Existen dos tipos de editoriales por encargo:

-las lícitas, que se presentan al cliente como lo que son y que resultan muy prácticas para el que sin grandes pretensiones desea sacar algunos ejemplares de su obra.

-las ilícitas, o sea, las que se hacen pasar por editoriales convencionales y con prácticas fraudulentas engañan al escritor inexperimentado.

Por tanto, y en el sentido en que las ilícitas no se reconocen a sí mismas  "editoriales por encargo" y van disfrazadas de editoriales convencionales, no vamos a tener problema con ellas ni se van a cruzar en nuestro camino si  lo que buscamos es una editorial por encargo. En cambio, sí pueden ocasionarnos problemas cuando  nuestro objetivo sea una editorial convencional.

2. La autoedición digital

La autoedición digital es una práctica salida, cada vez más usada y que tiene la ventaja de que no requiere al autor inversión alguna.  Se trata de autopublicar a través de plataformas online que se dedican a asumir el papel de impresoras y distribuidoras y que permiten el acabado de un libro y su subida a un escaparate virtual donde puede ser adquirido por el lector, quedándose ellas un porcentaje del PVP. No existe, en este caso, el aval de un sello editorial, pero tampoco hay desembolso económico por parte del autor.

Este tipo de empresas pueden ofrecer exclusivamente un servicio de autoedición digital u ofrecer también, además, un servicio de autoedición en papel. Explico más detenidamente el proceso de la autoedición digital en este artículo.

comentarios: