BLOG



Edición y publicación / Edición

Es importante, para el que quiera publicar un libro, conocer la nomenclatura que se usa en el sector editorial para referirse a las distintas partes que componen un libro.

Antes de proceder a su descripción, mencionar que respecto a la encuadernación de un libro no hay normas fijas establecidas, y que si bien existe un patrón o encuadernado modelo, lo cierto es que las diferentes partes que constituyen un libro pueden cambiar de una obra a otra.

Por lo que hace a su estructura externa, un libro se compone de las cubiertas o tapas, que están hechas generalmente de un material más duro y grueso que el de los pliegos, como cartón o plástico, y que están formadas por los siguientes elementos:

>Primera de cubierta o de forros. Se trata de la parte frontal del libro, que comúnmente se confunde con la portada y donde se indican el nombre del autor, el título de la obra y, si cabe, el nombre de la editorial. Además, si la obra pertenece a otra obra o colección, se indica el nombre de la obra completa de la que forma parte y el número de volumen que representa dentro de ella.

>Segunda de cubierta o de forros.  Se trata del reverso de la primera de cubierta, y aunque algunas veces las editoriales aprovechan esta parte para publicitar, por ejemplo, otros títulos del autor, en general suele ir en blanco.

>Tercera de cubierta o de forros. Se trata del reverso de la cuarta de cubierta y, lo mismo que la segunda de cubierta, suele aparecer en blanco.

>Cuarta de cubierta o de forros. Se trata de  la parte de atrás del libro, que comúnmente se confunde con la contraportada y donde suele escribirse una breve reseña de la obra y de su contenido y también, a veces, información relativa a su autor.

>Forro, camisa o sobrecubierta. De uso opcional, la camisa o sobrecubierta es una cubierta suelta de papel con la que se protege el libro y en la que se imprime su título, muy utilizada en ediciones especiales.

>Solapas, solapillas o aletas. De uso opcional, las solapas, solapillas o aletas son una prolongación lateral de las cubiertas del libro o de la camisa cuando la hay y aparecen dobladas hacia adentro. En la solapa delantera suelen colocarse datos adicionales como información relativa a la obra, a la biografía del autor o al resto de sus obras, y en la solapa trasera puede colocarse, por ejemplo, una lista de títulos, sean títulos de la colección a la que pertenece la obra, sean títulos de las otras obras del autor publicadas por la misma editorial.

>Lomo. Se trata una pequeña zona que hace de puente entre las dos cubiertas y que está justo en la parte opuesta al corte de las hojas. En ella se imprimen el nombre del autor, el título de la obra, el sello editorial y, cuando procede, el número de volumen o tomo. Dado el limitado espacio, estos datos se imprimen verticalmente, y de abajo a arriba en España.

El ancho del lomo va a depender del número total de páginas de la obra y del grosor del papel sobre las que hayan sido impresas, aunque normalmente se sitúa entre 0,5 y 2 centímetros.

Por lo que hace a su estructura interna, y si bien algunas de ellas pueden omitirse, un libro se divide en las partes que detallo a continuación:

>Páginas primeras falsas, de cortesía o de respeto. Se trata de las primeras dos páginas, una hoja de papel en blanco por delante y por detrás que aparece inmediatamente después de la segunda de cubierta. En ediciones de lujo pueden colocarse varias hojas de este tipo.

>Portadilla, anteportada o falsa portada. Se trata de la tercera página del libro y la primera impresa, pero todavía sin numerar. En ella suele anotarse solamente el título de la obra, a veces abreviado. En el caso de que la obra pertenezca a una colección, se anota también el nombre de la colección y de la persona que la dirige.

>Frente-portadilla o contraportada Se trata de la cuarta página del libro, del reverso, por tanto, de la portadilla, y, como ésta, tampoco se numera. Generalmente aparece en blanco, aunque, cuando los haya,  pueden aparecer en ella el nombre del traductor y el del ilustrador y también, si la obra pertenece a alguna colección, el nombre de ésta.

>Portada. Se trata de la quinta página del libro, y figuran en ella, generalmente, el nombre del autor, el título de la obra —si lo hay, también el subtítulo—, el nombre de la colección si pertenece a alguna, el nombre del prologuista, el nombre de la editorial y su sello y el número de edición.

Entre la frente-portadilla y la portada puede colocarse el frontispicio o frontis, que no es más que una página con algún dibujo o ilustración.

>Página legal. Se trata de la sexta página del libro, del reverso, por tanto, de la portada. En ella figuran los créditos de la obra e  información de tipo legal: el nombre del portadista, del ilustrador o de cualquier otro colaborador, el titular del copyright o el propietario de los derechos de autor, el número ISBN (International Standard Book Number) del libro —y, si la obra es solamente un volumen de un conjunto mayor, el número ISBN de la obra completa—, el depósito legal, el nombre y el domicilio de la editorial y el lugar y el año de impresión. A veces, también, el número de ejemplares lanzados.

Después de la página legal y antes del cuerpo principal de la obra existen distintos elementos preliminares que pueden aparecer y que normalmente, aunque no de forma obligada, responden al siguiente orden:

>Advertencia. Se trata de una página dedicada a advertir algo que debería tenerse en cuenta antes de iniciar la lectura de la obra en cuestión. En el caso de reimpresiones, suele tratarse de una aclaración, hecha por el autor o por el editor, sobre si la obra ha sufrido o no modificaciones y de qué tipo.

>Agradecimientos. Se trata de una página en la que el autor se dedica a agradecer la colaboración de aquellas personas que participaron en la elaboración del libro y su publicación.

>Dedicatoria o epígrafe. Se trata de una página en la que el autor  dedica su obra a alguna persona en especial, ya sea dirigiéndose a ella directamente, ya sea refiriéndose a la misma en tercera persona. Esta página también puede consistir en un epígrafe, es decir, en una cita sugeridora del contenido del libro e inspirada por tanto en él. Cuando el contenido de esta página es breve, la página siguiente se deja en blanco para seguir con el texto en una nueva página impar.

>Índice general. Se trata de una lista ordenada de las partes, capítulos y otras subdivisiones que pudiera tener la obra, con indicación del lugar y número de página en el que aparece cada una de ellas. Con el índice se ofrece por tanto al lector una visión panorámica de los contenidos que se tratarán.

>Prólogo, prefacio, preámbulo o introducción. Se trata de la parte que precede al cuerpo principal de la obra y puede ocupar una o más páginas. Sirve de presentación o introducción a la temática del libro y puede estar escrita tanto por el autor como por el editor o cualquier otra persona entendida en la materia tratada.

>Cuerpo de la obra. Se trata de la parte medular del libro y suele estar dividida en distintas partes o capítulos, dejando al final el capítulo dedicado a las conclusiones.

>Epílogo o ultílogo. Se trata de una parte que se añade al final de la obra y en la que se hace alguna consideración general acerca de ella o se refieren sucesos que son consecuencia de la acción principal descrita en ella.

>Apéndices o anexos. Se trata de páginas que funcionan como complemento del cuerpo general de la obra y que por tanto ofrecen al lector información adicional de interés, ya sean documentos, esquemas, estadísticas...

>Glosario. Se trata de una o más páginas en las que se definen los términos específicos que han sido usados en el transcurso de la obra.

>Abreviaturas empleadas. Se trata de una o más páginas que ofrecen un listado de los símbolos y/o abreviaturas que han sido usadas en el transcurso de la obra, con su respectiva voz completa.

>Bibliografía.  Se trata de la parte en que aparece la relación de libros consultados por el autor para la realización y elaboración de la obra.

>Colofón. Se trata de una página, generalmente la última impar impresa de la obra, en la que se anotan el  nombre de la imprenta y su logotipo, el lugar y la fecha de impresión, el número de copias impresas y, en ocasiones, incluso el tipo de letra que se ha usado y la clase de papel.  

>Páginas últimas falsas, de cortesía o de respeto. Se trata de las últimas dos páginas, una hoja de papel en blanco por delante y por detrás que aparece inmediatamente antes de la tercera de cubierta. En ediciones de lujo pueden colocarse varias hojas de este tipo.

comentarios: