La remuneración del escritor

No nos engañemos. A todo autor le importa cuánto va a cobrar por la comercialización de su obra. Y no se trata de ambición o materialismo. Todos tenemos gastos, hipotecas o coches que pagar. Además, precisamente porque ama lo que hace, ama escribir y leer y ama la literatura, no hay escritor que no sueñe con vivir de sus libros, con poderse dedicar exclusivamente a sus creaciones literarias; y en este sentido, saber cuáles van a ser los ingresos que obtenga por la venta de su obra adquiere una gran importancia.

¿Cuánto cobra un escritor?

Vamos primero a explicar sobre qué concepto cobra un autor. Para ello debo hacer un pequeño inciso a la Propiedad intelectual.

La Propiedad intelectual concede al autor de una obra literaria unos derechos exclusivos que le facultan para ser el único que pueda presentarla al público, reproducirla, distribuirla o transformarla creando copias basadas en ella (para saber más acerca de la Propiedad intelectual, pulsa aquí). Por tanto, cuando un autor firma un contrato de edición con una editorial, lo que está haciendo es cederle estos derechos o parte de ellos por un tiempo determinado. Es decir, el contrato de edición es un contrato de cesión de derechos, y la remuneración que obtendrá el escritor la obtendrá sobre este concepto.

Pues bien, en concreto, los derechos de autor se calculan como un porcentaje del precio del libro, y dicho porcentaje se aplica sobre la venta real (sobre los ejemplares que han sido efectivamente vendidos y no solamente colocados en las estanterías de las librerías). En España, ese porcentaje —conocido como royalties o regalías— suele oscilar entre el 7% y el 12% del PVP (IVA excluido). De este modo, por cada ejemplar vendido al autor le corresponde el 7-12%, siendo el resto repartido entre la editorial, la distribuidora y el punto de venta.

Para poder hacernos una idea del reparto de porcentajes con más facilidad, voy a redondear un poco. Podríamos decir que el autor cobra alrededor del 10% y que editorial, distribuidora y librería o punto de venta se quedan con un 30% cada una. A grandes rasgos, vamos, porque si por ejemplo el punto de venta es una gran superficie, lo corriente es que negocie con la distribuidora y que al final acabe incrementándose el porcentaje que se llevará  —pudiendo llegar a ser del 50%— (en detrimento de la distribuidora, que verá el suyo reducido en la misma cantidad).

Después, si el escritor contrató a un agente literario, de ese 10% (redondeando, porque recordemos que los beneficios son del 7-12%) que le quede deberá entregarle a él la comisión que hayan pactado, que por lo general es de entre el 1% y el 2% sobre el total de ventas. De esta manera, si el autor gana un 10% de cada ejemplar vendido, una vez hechas las cuentas él se quedará con el  8-9% y el agente con el 1-2%. En otras palabras: el agente se llevará entre el 10% y el 20% de los ingresos que el autor obtenga por cada ejemplar que venda.

El pago de los royalties al autor se realiza normalmente una vez al año, después de haber hecho la declaración anual de derechos, que es un documento que la editorial elabora y en el que se acreditan el número de ejemplares que han sido vendidos, el número de ejemplares que han sido devueltos por las librerías, y la cantidad de royalties que le corresponden al autor.

¿Y el anticipo?

Además, y en términos generales, el autor cobra un anticipo. El anticipo es la cantidad económica que, a la firma del contrato de edición, la editorial le abona en concepto de adelanto sobre los derechos de autor de su obra.

Esta cantidad no es ningún extra. En la liquidación anual de derechos, editorial y autor pasan cuentas, y deducen el anticipo de los royalties devengados, es decir, de las ganancias obtenidas por los ejemplares que se hayan realmente vendido. En otras palabras: si el anticipo pagado al autor es de 10.000 euros y en la liquidación anual se establece que —por ejemplares vendidos—  le corresponden 15.000, la editorial va a restarle los 10.000 euros del anticipo y solamente le abonará 5.000.

Sin embargo, también es verdad que se trata de una deducción y no de un reintegro. Así, si el autor no alcanza a vender lo suficiente como para compensar su adelanto, tampoco deberá devolver la diferencia. Pongamos que recibe como adelanto 10.000 euros y en la declaración anual le corresponden solamente 7.000. Pues bien, esos 3.000 euros de diferencia no deberá devolverlos.

En este sentido, y dada la saturación del sector editorial, las editoriales cada vez arriesgan menos y cada vez hay por tanto más escritores noveles que no reciben anticipo por la publicación de su primera novela.

El esquema podría contemplarse como una base piramidal:

Y es que, ante la sobredistribución del mercado actual, el anticipo se ha polarizado, incrementándose las cantidades abonadas en el extremo superior de la pirámide y disminuyendo las abonadas en el extremo inferior. De hecho, las grandes editoriales van a por el best seller, e invierten la mayoría de su presupuesto en fichar a autores consagrados —encargándoles ellas mismas la redacción de una nueva novela—, en ofrecerles escandalosos anticipos y en asegurar bien la estrategia de marketing y de promoción para lanzar la obra al mercado. Son las medianas editoriales las que apuestan por obras más modestas y por autores que, aunque no son súper ventas, tampoco son un fracaso. Como invierten menos, si siguen una clara línea editorial que les asegure una posición estratégica en el mercado pueden sobrevivir y hasta prosperar poco a poco. Incluso pueden arriesgarse a dar a conocer a un par de autores inéditos al año.


Para terminar, mencionar que la remuneración del escritor debe quedar perfectamente identificada en el contrato de edición que se firme. De hecho, forma parte de los contenidos mínimos que legalmente todo contrato de edición está obligado a tener. Para saber más acerca de esos contenidos mínimos, lee El contrato de edición: sin abusos.

Compartir en




 

El presente Política de Privacidad establece los términos en que RigorTextual usa y protege la información que es proporcionada por sus usuarios al momento de utilizar su sitio web. Esta compañía está comprometida con la seguridad de los datos de sus usuarios. Cuando le pedimos llenar los campos de información personal con la cual usted pueda ser identificado, lo hacemos asegurando que sólo se empleará de acuerdo con los términos de este documento. Sin embargo esta Política de Privacidad puede cambiar con el tiempo o ser actualizada por lo que le recomendamos y enfatizamos revisar continuamente esta página para asegurarse que está de acuerdo con dichos cambios.

Información que es recogida

Nuestro sitio web podrá recoger información personal por ejemplo: Nombre,  información de contacto como  su dirección de correo electrónica e información demográfica. Así mismo cuando sea necesario podrá ser requerida información específica para procesar algún pedido o realizar una entrega o facturación.

Uso de la información recogida

Nuestro sitio web emplea la información con el fin de proporcionar el mejor servicio posible, particularmente para mantener un registro de usuarios, de pedidos en caso que aplique, y mejorar nuestros productos y servicios.  Es posible que sean enviados correos electrónicos periódicamente a través de nuestro sitio con ofertas especiales, nuevos productos y otra información publicitaria que consideremos relevante para usted o que pueda brindarle algún beneficio, estos correos electrónicos serán enviados a la dirección que usted proporcione y podrán ser cancelados en cualquier momento.

RigorTextual está altamente comprometido para cumplir con el compromiso de mantener su información segura. Usamos los sistemas más avanzados y los actualizamos constantemente para asegurarnos que no exista ningún acceso no autorizado.

Cookies

Una cookie se refiere a un fichero que es enviado con la finalidad de solicitar permiso para almacenarse en su ordenador, al aceptar dicho fichero se crea y la cookie sirve entonces para tener información respecto al tráfico web, y también facilita las futuras visitas a una web recurrente. Otra función que tienen las cookies es que con ellas las web pueden reconocerte individualmente y por tanto brindarte el mejor servicio personalizado de su web.

Nuestro sitio web emplea las cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente. Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios.

Enlaces a Terceros

Este sitio web pudiera contener en laces a otros sitios que pudieran ser de su interés. Una vez que usted de clic en estos enlaces y abandone nuestra página, ya no tenemos control sobre al sitio al que es redirigido y por lo tanto no somos responsables de los términos o privacidad ni de la protección de sus datos en esos otros sitios terceros. Dichos sitios están sujetos a sus propias políticas de privacidad por lo cual es recomendable que los consulte para confirmar que usted está de acuerdo con estas.

Control de su información personal

En cualquier momento usted puede restringir la recopilación o el uso de la información personal que es proporcionada a nuestro sitio web.  Cada vez que se le solicite rellenar un formulario, como el de alta de usuario, puede marcar o desmarcar la opción de recibir información por correo electrónico.  En caso de que haya marcado la opción de recibir nuestro boletín o publicidad usted puede cancelarla en cualquier momento.

Esta compañía no venderá, cederá ni distribuirá la información personal que es recopilada sin su consentimiento, salvo que sea requerido por un juez con un orden judicial.

RigorTextual Se reserva el derecho de cambiar los términos de la presente Política de Privacidad en cualquier momento.